pLlámenos: +34 972 183 225

A nivel global los gobiernos, empresarios, trabajadores y todas las sociedades enfrentan un enorme reto en el combate a la pandemia de COVID-19, por lo cual el Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo (que se conmemora todos los años el 28 de abril) buscará este año enfocarse en abordar los brotes de enfermedades infecciosas en el trabajo, prestando especial atención a la actual pandemia de coronavirus.

El continuo aumento de las infecciones por COVID-19 en algunos países y la presencia de la enfermedad a lo largo y ancho del mundo genera temor y una gran incertidumbre. El mundo del trabajo se ha visto fuertemente golpeado por esta realidad, y está afectado desde muy diversas perspectivas. Y más allá de la crisis inmediata, también existe la preocupación de reanudar la actividad de manera que se mantengan los progresos realizados en la supresión de la transmisión.

En ese marco, y al llegar al 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, podemos señalar que todos debemos llamarnos a aceptar una nueva realidad e incorporar nuevos hábitos y rutinas que nos protejan ante las enfermedades infecciosas.

Así, este año el objetivo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es estimular el diálogo nacional tripartito sobre la seguridad y la salud en el trabajo, y aprovechar este día para sensibilizar sobre la adopción de prácticas seguras en los lugares de trabajo, a la vez de mostrar el papel que desempeñan los servicios de seguridad y salud en el plano laboral (SST).

Este día también se centrará en el mediano y largo plazo, incluidas la recuperación y la preparación para el futuro, en particular, la integración de medidas en los sistemas y políticas de gestión de la SST a nivel nacional y empresarial.

En la web de la Organización Internacional del Trabajo pueden encontrar más información sobre este tema, y además ahí se explica que el tema del Día Mundial anunciado anteriormente para 2020 -sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo- ha sido sustituido en vista de la actual crisis sanitaria mundial.

Claramente esta realidad nos llama a ser responsables en nuestro trabajo en la industria, y a adoptar medidas que estén a la altura de las circunstancias, siendo conscientes que la seguridad y la salud en el trabajo realmente pueden salvar vidas, y que solamente con un esfuerzo colectivo podremos poner fin a esta pandemia.

Si tienes alguna duda sobre este tema o alguna otra consulta y requieres nuestro asesoramiento, no dudes en contactarnos, estamos para ayudarte.

Estos días nos llaman a la máxima responsabilidad para protegernos y afrontar de la mejor manera posible esta situación tan compleja en relación con la pandemia del coronavirus Covid-19. En tal sentido, y pensando en los días siguientes a la emergencia sanitaria, compartimos con vosotros 7 recomendaciones que pueden ser útiles en cualquier momento para asegurar la higiene en el ámbito laboral.

  1. Realizar una higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas).

  2. Evitar el contacto estrecho y mantener una distancia de más de dos metros con las personas con síntomas catarrales (moqueo, congestión nasal o conjuntival, tos seca o productiva, lagrimeo, aspecto febril).

  3. Cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables al toser o estornudar y luego lavarse las manos.

  4. Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan la transmisión de la enfermedad.

  5. Realizar limpieza y desinfección frecuente de las instalaciones del centro de trabajo tales como: superficies, pomos de las puertas, muebles, lavabos, suelos, teléfonos, etc. Para esta acción puede utilizarse lejía de uso doméstico extremándose las medidas de protección a agentes químicos.

  6. Ventilación adecuada de todos los locales y vaciado frecuente de los depósitos de basura.

  7. Para las tareas de limpieza hacer uso de guantes de vinilo/ acrilonitrilo. En caso de uso de guantes de látex, se recomienda que sea sobre un guante de algodón.

En este espacio mencionamos a menudo el concepto “innovación” y la necesidad de ser “innovadores” con nuestras soluciones pensadas especialmente para mejorar la seguridad en los espacios de trabajo y reducir los accidentes laborales. Sin embargo, en esta entrada nos vamos a detener en explicar por qué es realmente clave abrir las puertas de nuestras industrias a la innovación e incorporarla a nuestra manera de ver y abordar el trabajo, y de enfrentar los nuevos desafíos.

 

Para eso, brindaremos a continuación tres motivos clave sobre por qué incorporar la innovación en nuestras industrias:

1) Visión de futuro.

Una empresa que realmente está abierta a la innovación es una empresa que mira más allá del día a día. Se trata de una organización que busca renovarse e incorporar nuevos procesos y herramientas que la ayuden a progresar en su tarea y lograr mejores resultados. Dar este paso implica comprender que la innovación no es una idea aislada o un brutal impulso de creatividad, sino que la innovación está directamente asociada a un proceso de trabajo consciente, con esfuerzo y convicción, en la búsqueda de conocimiento, nuevas formas de hacer las cosas y resultados distintos. La innovación es aplicable a cualquiera campo, pero no llegará a nosotros si no estamos realmente convencidos de poner en duda lo que hacemos, cuestionar los dogmas que tenemos asumidos en nuestras labores, y si no buscamos realmente dar un paso hacia adelante e incorporar nuevas técnicas, nuevas estrategias.

2) Diferenciación.

En mercados cada día más repletos de oferta de productos y servicios, ante el bombardeo constante de propuestas comerciales, de publicidad y de competencia a nivel global en las mismas áreas, la innovación permite a las industrias diferenciarse, mejorar sus procesos y lograr avances. Una empresa innovadora podrá lograr, luego de consolidar un método de trabajo, una identidad propia, una imagen diferenciadora que será clave y que la terminará posicionando de manera distinta ante los ojos de sus públicos, lo cual en esta época puede significar la clave para sobrevivir.

3) Reducción de costos.

En tanto, la innovación bien entendida y aplicada es una vía de gran ayuda para generar ahorro en los costos de la industria. La innovación permite a las empresas ser más eficientes y ayuda a optimizar recursos. Todo esto termina repercutiendo, lógicamente, en mejores niveles de rentabilidad para las empresas y, por lo tanto, también menores costos para los compradores finales del producto.

Si tienes alguna duda sobre este tema o alguna consulta y requieres nuestro asesoramiento, no dudes en contactarnos, estamos para ayudarte.

En este video puedes ver un portillo automático usando la antena de verificación AV-50 para la autorización de peatones.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para para mejorar la experiencia del usuario y servicio, así como analizar los hábitos de navegación. Puedes cambiar la configuración de las cookies de tu navegador en cualquier momento. Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información. ACEPTAR

Aviso de cookies