pLlámenos: +34 972 183 225

No se puede negar que los vehículos de guiado automático, también conocidos como AGV, son herramientas extremadamente útiles en nuestras industrias. Sin embargo, así como los reconocemos por su valor y eficiencia, es bueno asegurarse de que otros operadores en los mismos perímetros sean conscientes de su presencia. Es por eso que en la publicación de hoy queremos poner el foco en una herramienta que se está convirtiendo en un aliado clave: el sistema anticolisión para camiones CAS-G2.

Mitsubishi Logisnext Europe Oy (MLE Oy), fabricante de carretillas tradicionales de almacén, vehículos guiados automatizados (Rocla AGV) y carretillas elevadoras eléctricas de carga pesada, ha estado utilizando el sistema CAS-G2 para advertir a los conductores cuando se detectan otros vehículos. La empresa ha logrado excelentes resultados con sus propios AGV y con los de uno de sus propios clientes que también buscaban garantizar la seguridad de los AGV en áreas compartidas con carretillas elevadoras.

MLE instaló el sistema CAS-G2 en AGV con función de grupo, lo que les permitió ignorar o no detectar aquellos dispositivos que pertenecen al mismo grupo. Esto significa que dos AGV de un mismo grupo son capaces de realizar de manera eficiente sus operaciones coordinadas por el control de tráfico incluso en cercanías, pero cada uno de ellos detectará vehículos fuera de esa categoría preestablecida, como carretillas elevadoras configuradas para ser ubicadas por cualquier sistema CAS-G2. Entonces, cuando un AGV detecta un montacargas manual en las proximidades del dispositivo CAS-G2, no acelera, pero mantiene la velocidad actual y emite señales luminosas. Esto le da al conductor del montacargas una pista visual sobre el AGV cercano. Si la distancia disminuye aún más entre los dos vehículos, el AGV continuará enviando las señales luminosas y se detendrá. En este caso específico, el cliente no eligió agregar la función de un timbre de audio en la carretilla elevadora manual para soportar las señales visuales del AGV.

La función de Grupos del equipo CAS-G2 permite crear 4 grupos de máquinas en un mismo lugar de trabajo: A, B, C y D. Esta función permite discriminar entre maquinarias de distintos grupos, que por ejemplo estén realizando tareas distintas en un mismo espacio, y así ganar eficiencia en la tarea y evitar accidentes de trabajo o problemas de seguridad laboral. A modo de ejemplo, con esta función en marcha, el dispositivo “Tipo A” solo ve el dispositivo “Tipo B” y viceversa. En tanto, si la función de grupos está desactivada, el equipo CAS-G2 detecta cualquier dispositivo CAS-G2 en el área de detección.

Recordemos que el sistema anticolisión de carretillas CAS-G2 es un desarrollo electrónico de seguridad que implica una evolución del sistema CAS de Claitec. Esta herramienta de última generación advierte a los conductores de las carretillas cuando detecta otros vehículos de carga en zonas próximas y de riesgo.

Si tienes alguna duda sobre este tema o alguna otra consulta y requieres nuestro asesoramiento, no dudes en contactarnos.

Sabemos que en la industria, la convivencia entre carretillas (u otros vehículos) y los peatones, es compleja y difícil de evitar. En esta entrada queremos presentarles nuestra última e innovadora solución: la PSG (Puerta de Seguridad Peatonal), una puerta de seguridad pensada para reducir situaciones de riesgo en estos entornos.

El sistema PSG tiene básicamente dos funcionalidades: crear pasos de peatones seguros y restringir la entrada al personal indebidamente protegido.

Este sistema está pensado para combinar con el sistema TCS de Control de Tráfico, interactuando automáticamente con los dispositivos CLAITEC, para bloquear pasos de peatones en caso de presencia cercana de una carretilla; incluso en áreas de baja visibilidad.

Se puede suministrar con distintos complementos, como semáforos u otros indicadores luminosos, sensores y pulsadores manuales de emergencia.

Para la versión de control de acceso, se puede combinar con el AV-30, para permitir el paso del peatón, garantizando que va equipado con un Tag (T-10 o T-10R), que funciona correctamente y dispone de suficiente batería.

El sistema PSG está especialmente diseñado para la protección de los peatones en las industrias, con un diseño y rigidez adecuada para este ambiente, optimizado para poder sustituir o integrarse sin dificultades a las vallas existentes. Son puertas telescópicas, con un ancho de paso, ajustable entre 70 y 100 cm. Destacan por su facilidad de instalación y nivelación. Diseñadas para poderse montar fácilmente en diferentes sentido de apertura y cambios de mano.

Con el uso de este sistema estaréis incorporando un gran aliado para mejorar la seguridad en los espacios de trabajo y para reducir notablemente las probabilidades de atropellos o accidentes laborales entre carretillas o maquinarias de gran porte y operarios, ya sea en almacenes, zonas de carga y descarga, o en cualquier tipo de industria; más aún en espacios de trabajo con baja visibilidad.

Si tenéis alguna duda sobre este tema o alguna otra consulta y requerís nuestro asesoramiento, no dudéis en contactarnos.